"El pensador es el pensamiento"

Krishnamurti.

domingo, 25 de septiembre de 2016

Wad al-Qanal - El timo de la estulticia









Ea pues, señora, abogadilla nuestra
voy a narraros una pequeña parte de mis aventureras peripecias
a fin de animar algo el cotarro

Bueno... así, con Celedonia, os digo
Me dijeron
que para que algo pudiera ser posible
yo lo debía meter todo en una caja estrechísima
y que ni por asomo se me ocurriera vivir con ciertas cajas, ya etiquetadas -conste-
porque esas cajas serían o todo o nada
-dios mio, ayudadme, ¡no soy un archivo zip!-

Pensé que no tenían ni idea de geometría
así que, alevosamente
lo saqué todo de las cajas
entonces llegó, claro, el nada del todo
-dramón-
ni siquiera habían abierto las cajas y ya tenían un nombre y significación
-en un momento, hasta pensé que trataban de tomarme el pelo
WTF-
como tampoco querían llorar cuando lo necesitaron
salieron así despedidos

¿Pero es que no saben ver la utilidad de la conjunción?
¿es que no les lleva la curiosidad de mirar
al menos, qué hay en sus cajas
en todas esas putas cajas que viendo van?
¿Se creen directamente cada letrero
que es eso lo que estamos viviendo?
-Oh, Santa Rita, Sócrates...-

¿Pero es que alguien tiene una mínima noción de geometría?

Te timaste con tus cajas
y todavía, a veces
me lo pretendes contar... tal cual
afortunadamente, esa magia del marrón ya no sirve conmigo
ahora, ya ha caído todo el truco
El timo es: elige
susto o muerte
Jajajaja
-caja de risas!!!!!-

Hombre... así cualquiera la caga
¡qué crack!
así cualquiera...

¿Adónde vas, Celedonia?
eso es mucha Celedonia


Wad al-Qanal - Va con la corriente (Vademécum)











Cuando se trata de reconocimiento a la vida
la familia somos todos:
hay la amplitud
Quien se rinde al dolor inevitable, aquí
hallará cobijo
creímos que en el río se discrimina el agua
creemos separar una agua de otra agua
en el mismo río
los que aún no han caído, caerán para bien
el dolor
es el mismo
la vida, la misma es
el amor
es percibir el rumor de las aguas conjugadas

Tu explicación no ha servido de nada
tu negación tampoco
es imposible descartarlo 
no importa
el modo de entender
nada cambia
el curso

Nuestra naturaleza inevitable es amar
el agua no diferencia
el agua...
ama la tierra
que les separa por amor

Amar es poder saber

¿Comprendes mi método?




-------------------------------

* Wad al-Qanal es un topónimo que significa "Río de creación".

* Vademécum
 https://es.wikipedia.org/wiki/Vadem%C3%A9cum?wprov=sfla1 




 https://youtu.be/ezsfIjAhpg0 


viernes, 23 de septiembre de 2016

Venus en el lago - Mr Potato


Todo el mundo ha hablado, por encima
del corazón, el mío
no puede verse
tengo un disfraz muy bonito, por encima...

("¿Por qué no te callas?")
En este mundo no hay manera de desnudarse, ni tan siquiera
cuando te has desnudado
Tu apariencia es ya una redundancia©© ®
todavía piensas que es una realidad, aparte

(ese es el tema...) 






miércoles, 21 de septiembre de 2016

Venus en el lago - Consciente


Conocí, sentí del modo más vivo que mi existencia se ensanchaba en infinita medida.

J. W. von Goethe




En un mundo desconocido de intimidad y sensaciones impensables 

esto, que ya es solo un poema para transmitir la vida 

te habrá cegado 

y tras el miedo, hallarás la puerta 

y la abrirás 

cada palabra será entonces enorme 

puesto que ya no necesitarás emplearlas

advertirás la corriente del río

la escucharás

ya nada podrá negarte

y yo 

dejaré de saberlo todo 


Los ojos...  también están en la cola del paro 



http://www.decrecimiento.info/2016/09/vivir-deprisa-no-es-vivir-es-sobrevivir.html?utm_source=twitterfeed&utm_medium=facebook&m=1






Venus en el lago - El gran teatro de los mundos mundiales!


Métense a querer dar gusto a todos, que es imposible, y vienen a disgustar a todos, que es más fácil.

La fortuna se cansa de llevar siempre a un mismo hombre sobre las espaldas

Errar es humano, pero más lo es culpar de ello a otros.

Visto un león, están vistos todos, pero visto un hombre, sólo está visto uno, y además mal conocido.

Baltasar Gracián





Siempre habrá alguien envenenándonos la oreja
aunque sea nosotros mismos
has preferido tu libro a todos los libros
en qué hora bajé, para tu encuentro
cuando mi luz brilla con todos los libros y todas las palabras
junto a todos los refulgentes cuerpos
(haber subido...)

Cuando alguien no se atreve a vivir algo
ha permitido que se marchite su flor
ha desdeñado la belleza
porque prefiere su libro, y su libro
le envenena los oídos
y esos oídos envenenan los sentimientos
y la lengua
(pero no será verdad)

Hacemos lo que podemos
pero también necesitamos tiempo para aprender
date cuenta de la mentira de hoy
lo banal se ha encumbrado, se puso
en lugar de lo puro
(no hubo piedad)
y no voy a volver a acostumbrarme a eso porque no doy una mentira más a la vida
porque yo sí he apostado por ella
porque me lo he jugado todo
a una carta

¿Sabéis bien lo que significa esto?




 https://youtu.be/B7PLVxWBRBk 






lunes, 19 de septiembre de 2016

Venus en el lago - Irreverencia



Para hacer cumplir las mentiras del presente, es necesario borrar las verdades del pasado.

George Orwell

Todas las cosas fingidas caen como flores marchitas, porque ninguna simulación puede durar largo tiempo.

Cicerón 

A un gran corazón, ninguna ingratitud lo cierra, ninguna indiferencia lo cansa.

Tolstoi







Otro gallo
habría cantado
(otro gallo
canta, ¡ja!)
si yo me hubiera dado cuenta de la redundancia
si yo me hubiera dado cuenta de la economía de medios
de la hermosa matemática de este mundo
de la divina justicia de irreverenciar lo innecesariamente reverente

Cumplir formalidades es más de cobardes
y de personas sin imaginación
vivo mi vida sin guión
(dejad
de tapar
el sol)

Ahora puedo observar los lapsus
las lagunas en sombra
el origen de la naturaleza del mal
la indigencia de tu anterior procedimiento

Todo circula, da vueltas y se revierte
la estupidez no es gratuita
muchos padecen aquello de lo que otros ríen
aquello que otros ignoran alegremente
es completamente cierto

¿Esto tiene sentido para ti?
[risas]






 https://youtu.be/I3R25CPb1Y0 


El ju(z)gador que no sabía jugar









En un lugar donde todos serían felices había la vida de dos personas.
Había también la vida de más personas y eso completaba la felicidad de las dos.
Tal como dice la palabra, las dos personas eran femeninas, aunque ellas no lo tenían entendido así :
había personas como ella, por lo que ella era nombrada femenina; había personas como él, por lo que él era llamado masculino.
Ellos sabían algo más: él era más femenino que ella en algunos asuntos; ella era más masculina que él en algunos asuntos. Ella todavía pensaba algo en su secreta soledad: conocía algunos secretos de la magia y nadie podía definirla como a todos los demás, sin embargo, casi todos los libros y prácticamente todas las personas decían lo que ella era, aunque ella no se sintiera ser aquello que decían. También, a veces algo gravemente, se preguntaba:
"y, siendo el caso que él no pudiera ser como yo, o que él no pudiera nunca verme, ¿sería yo para él un elemento entre todos, pero siempre ese elemento?"

Ella pensaba entonces en la esperanza de que ambos querían jugar. Creía ella que tal vez llegaría ese día en que, en medio del juego, pudiera él llegar a verla, mientras tanto, él, consciente del conflicto de ella, aún incomprensible para él, seguía mirándola a veces, tal vez, con detenimiento.
A veces, él le explicaba cosas que no había visto de ella nunca antes. Eso la hacía respirar un poco. Siempre quedaba en ella el rescoldo de la duda: sabía bien que eso significaba que él no podía verla. Entonces, a veces la nombraba con nombres de pájaro que él ya había observado antes, con caudales variados de río que ella apreciaba bastante, y ese era el pequeño momento en que ellos podían seguir conociéndose.
Ella tenía muchísimas palabras con sentido único, palabras de precioso significado que únicamente veía en él, pero a la hora de la verdad podía apenas pronunciar alguna.
Aunque querían jugar, la Z a él solía atorársele en la boca y los oídos, y cuando ya le salía por los ojos, sabía ella que él no podía ver nada más, ni tan siquiera comprender sus gestos o sus palabras. Él no tenía apenas palabras para expresar lo que podía ver solo en ella, sin embargo, era coherente de pensamiento y conocía el entusiasmo por las pequeñas cosas. Su torpeza al expresarse quedaba resuelta por la pureza de su intención. Ella, poco a poco, llegó a comprenderle.
Un día, se propuso contemplarle mientras dormía. Vio muchas zetas saliendo de él, por lo que entendió que, mientras no aprendieran a coexistir, él siempre estaría cansado y ella siempre pretendería enamorarse de él.
Ella tenía una caja secreta en la que siempre guardó lo más valioso del mundo. Sabía que algún día se la enseñaría a un hombre. Era él quien tenía que verla por primera vez. Entonces, ella sería vista como nunca hasta entonces.

Había intentado por todos los medios que él pudiera verla. Tras asistir a una sesión para aprender magia aplicada a la vida cotidiana, recibió el mensaje de que ser vista era dejarse ver. Ella jamás había entendido eso. Pensó que si había una sola razón para verse por fin como ella misma era, no debía haber otra manera que esa. Si había una manera de ser bella tal y como ella veía el mundo, tenía que ser esta su oportunidad. Tenía sus dudas, por otra parte. El mundo era volátil tal como las miradas de sus semejantes, pero, ¿qué significaría inequívocamente su cuerpo?

En la clase de magia había llegado a comprender que el miedo más difícil de vencer era el de permitir brillar la luz del propio poder.
Entendió que quedarse en el camino no era una opción. Decidió que volar sería lo único que haría.

¿Cómo era el propio poder...?



Con fecha aproximada de noviembre de 2014