Ven, que te limpie los ojos...

y acostúmbrate ya al resplandor de la luz.

Ésta es la consigna: acostúmbrate ya al resplandor de la luz.


Walt Whitman

domingo, 29 de marzo de 2015

Señales de que te has equivocado y has dejado ir a la persona que era para ti

Es posible que simplemente te sientas solo y te estés aferrando a la última relación significativa que tuviste, pero, ¿y si no es así? ¿Y si dejaste escapar a la persona con quien deberías estar?

¿Y si esa persona es lo mejor que te pasará en tu vida? ¿Deberías volver con él o ella, pedir perdón e intentar dar lo mejor de ti mismo para volver a ser parte de su vida una vez más?

Bueno, sobre lo último no hay mucho que yo pueda decirte. Sin embargo, puedo ayudarte a descubrir si es simplemente tu imaginación hablando o si nunca deberías haber dejado ir a esta persona.


Piensas en esta persona, básicamente, todos los días.

Quizás no literalmente cada día de la semana -eso sería una obsesión- pero si la mayoría de los días te encuentras pensando en él o ella, claramente hiciste una mala jugada al dejarla ir.

Para que una persona se haga presente en tu consciencia de forma tan regular, él o ella debe tener un tremendo impacto en la persona que eres hoy.

De cierta forma, esta persona es parte de ti. Si al pensamiento le siguen sentimientos agradables, él o ella debe ser una parte buena de ti.


Aún no has conocido a otra persona que te haya impresionado más en tu vida.

Estoy seguro de que no soy la única persona en el mundo que compara a cada nueva persona con la que más ha significado para mí. Si es difícil encontrar a alguien con quien compararla, entonces puede ser que estés… jodido.

Puede que pienses que esto es un poco superficial, pero no creo que sea justo estar con alguien que piensas que es menos impresionante que una pareja previa. Y no me refiero a impresionante en lo visual, sino que tengan personalidades impresionantes. Estar con cualquier otra persona que no pase esta vara alta que ha dejado tu ex sería conformarse.


Incluso si volviste a amar después, nunca lo volviste a hacer tan profunda o intensamente.

Cada vez que amamos, amamos de una forma diferente. Muchos de nosotros somos lo suficientemente afortunados de enamorarnos más de una vez en nuestras vidas, siendo cada vez matices un poco distintos del mismo sentimiento.

Eso es el amor, un tipo de droga mejor que nada. Literalmente, al igual que muchas drogas sintéticas, libera químicos en tu cerebro que te hacen sentir bien.

Puede que te vuelvas adicto a él.


Esta persona es gran parte del por qué eres como eres hoy.

Algunas personas pasan por nuestras vidas y dejan una impresión duradera. Algunos amantes influencian nuestras vidas en formas que pueden llegar a dar miedo una vez que nos damos cuenta.

Si te encuentras realizando ciertos comportamientos -ya sea arreglándote, cambiando tu estilo de vestir u organizando cosas de una cierta forma es porque sabes que a esta persona le habría gustado que fuera de ese modo, entonces nunca deberías haberla dejado ir.

Si te das cuenta de que te han empezado a gustar las misma cosas que a esa persona, entonces la verdad es que realmente no deberías haberla dejado ir.


Sigue siendo el mejor amante que has tenido en tu vida.

Quizás fueron los movimientos específicos, o que la química fue especialmente intensa. Quizás fue que podía ser animal y romántico al mismo tiempo. Lo que sea que haya sido. Considerar que esta persona ha sido la mejor pareja que has tenido en la cama no es una buena señal si estás intentando seguir adelante con tu vida.

Esto no quiere decir que no haya sido bueno con otras personas, pero si esta persona en la que piensas fue con quien tuviste el sexo más memorable de tu vida, entonces cometiste un gran error.


Si esta persona te necesitara, dejarías todo de lado para ayudarla.

Esta es una de las formas más fáciles de saber la verdad. Si estás dispuesto a dejar todo lo que estás haciendo de lado para ayudar a alguien cuando realmente lo necesita, significa que aún te importa mucho. ¿Cuántas son las personas que tú dirías que realmente te importan?

Más aún, ¿por cuántas personas dejarías todo -el país, tu trabajo y a tu actual pareja? Probablemente no son muchas. El afecto es lo único que le da significado a la vida.


Tu vida nunca fue mejor sin esta persona que lo que fue cuando estuviste con ella.

Claro, todos tenemos (por suerte) muchos buenos recuerdos de nuestras vidas. Sin embargo, hay ciertos tipos de recuerdos que no son sólo pertinentes a la situación en la que te encuentras, sino que los recuerdos más importantes que las personas suelen tener son aquellos que involucran a otros individuos.

Si los mejores recuerdos que has creado involucran a la persona con quien terminaste, entonces creo que tomaste una mala decisión.


Cada vez que piensas en esta persona, sonríes y después sientes una ola de profunda tristeza.

Sonreír es ser feliz, y ser feliz es la meta de la vida. Si pensar en una persona que dejaste ir te hace sonreír, literalmente dejaste escapar a la felicidad de tu vida.

Ahora estás atascado con un tipo de felicidad que solo te deja sintiendo terrible después. El tipo de felicidad breve que te recuerda lo que has perdido, o mejor dicho, lo que dejaste ir.


Crees que esta persona es mejor que tú.

A menudo pienso que la persona indicada para nosotros es mejor que nosotros mismos. Esta persona es lo que nosotros no somos. Lo que aspiramos a ser. ¿Cómo podrías desenamorarte de alguien quién crees que es mejor en tantos aspectos distintos?

No estoy seguro de que sea posible dejar de amar a esta persona.


A pesar de que sabes que ya es muy tarde, algo en tu estómago te dice que desearías que no fuera así.

Puede ser que no te guste admitir que desearías que no fuera demasiado tarde para volver a intentarlo. Dado que has seguido leyendo hasta aquí, me gustaría pensar que te identificas con esto.

A veces necesitas ser honesto contigo mismo y admitir que tomaste una mala decisión. Aunque el admitir que no deberías haber dejado ir a esta persona no hará que vuelva.

Puede que aún no sea muy tarde para ustedes, pero también puede ser que sí lo sea. Si te admites a ti mismo que aún lo amas y comprendes que ese barco ya zarpó, prepárate a sentir dolor y a hacerlo de forma silenciosa.



Por Candela Duato.

sermejorpersona.com

La vida es más que una lista de tareas

http://elpais.com/elpais/2015/03/27/eps/1427474949_926013.html

5 ideas machistas actuales

Otro artículo pa enterarse y tal.
Básicamente lo que sigue fundamentando actitudes e ideas machistas y discriminatorias es justificar que lo que yo u otros tienen en la cabeza o la manera de comportarse o hablar es así y así nos lo han contado -incluso cuando "es según lo que se dice en tal libro y entonces podemos afirmar...", etc...-, esto es, tender a excusar el propio o ajeno comportamiento discriminatorio porque "esto o lo otro es lo normal o lo natural" -pero, honestamente, ¿de verdad te has preguntado para quién es así y para quién no o te has ocupado también de considerarlo según la afirmación contraria?- para así seguir con el rollo y no tener que reconocer ciertas cosas. Es mucho más cómodo...
------------------------------------------------------------

"Sin embargo, incluso las opciones que se creen “naturales” no lo son, ya que al argumentar de este modo no puede evitarse un sesgo al destacar casos en los que la naturaleza actúa del modo que consideramos “apropiado” y descartar el resto en los que se da lo contrario."

Qué podemos aprender del arrepentimiento

http://www.psyciencia.com/2015/01/15/que-podemos-aprender-del-arrepentimiento-3/?utm_content=buffera893c&utm_medium=social&utm_source=facebook.com&utm_campaign=buffer

sábado, 28 de marzo de 2015

25 trucos de limpieza que debes conocer

La actual sencillez de mi vida frente a todo lo "grandecito".

http://int.redcch.com/25-sencillos-trucos-de-limpieza-que-debes-conocer.html

No existe la casualidad, existe la sincronicidad

http://lamenteesmaravillosa.com/no-existe-la-casualidad-existe-la-sincronicidad/

Reprogramar nuestro cerebro para sanar

"Si no hay experiencias nuevas o vividas de otra manera, vivimos siempre en la actualización de sentimientos pasados. Se trata del mismo proceso químico vez tras vez. Una pregunta que ayudaría a cambiarnos es: ¿qué sentimiento tengo cada día que me sirve de excusa para no cambiar? Si las personas empiezan a decirse: yo puedo eliminar la culpa, la vergüenza, las sensaciones de no merecer, de no valer…; si podemos eliminar esos estados emocionales destructivos, empezamos a liberarnos, porque son estos estados emocionales los que nos impulsan a comportarnos como animales con grandes almacenes de recuerdos."