lunes, 7 de agosto de 2017

El temor



Cierra los ojos
consuélate aquí
del miedo

No habrá lamentación en mi alma
Cuando se ven en peligro los perros muerden
los perros
no avisan

Sé parar a los perros que cruzaron la línea
nutrirles de calma y amor debido
sé por qué aún nos visitan
Sé que no saben más...

Aunque me vea aterrorizada no apretaré mis mandíbulas
no caeré en el cebo
de la mentira inexistente sin riesgo
no
agregaré sumatorio al temor

No...
ya basta

Autenticidad y destino

No sientas orgullo por tus errores
cuando no eres capaz de verlos, eso
no te hace mejor ante el porvenir, ante
el altar de tu alma. Mira... (ella
es incapaz de engaño)
Tu dolor es retener la verdad, haberla ignorado

Puede ser indiferente el lugar
pero no el destino

Soledad


Muerte por dentro
la conciencia es
el fuego
saldrás
en la rotunda palabra desde el alma

Redención es renunciar al poder vacío
comprender la necesaria compensación de romperse
amar las ruinas como forma por venir